“Sal de la máquina”. Los problemas de la adicción a la tecnología.

El pasado 27 de Marzo, Sergio Legaz, librero barcelonés y ex-adicto tecnológico, presentó en Traficantes de Sueños el libro Sal de la máquina. Una charla transformada en terapia de grupo, que dejó de lado el aspecto crítico para adentrarse en la reflexión sobre la adicción de la sociedad actual a los smartphones o “teléfonos inteligentes”.

La idea que ha inspirado este libro surge de la observación de la sociedad: la cabeza gacha mirando el teléfono, sin ver por dónde vamos, dando palos de ciego, aislados de la realidad visual y acústicamente. Un gesto de sumisión a un poder superior que nos impide ver el mundo que nos rodea y que tan solo hace crecer en nosotros el individualismo.

Como toda adicción, el síndrome del phubbing  tiene consecuencias negativas: el atrofiamiento de los sentidos físicos y el embotellamiento de la mente, provenientes del uso repetitivo de ojos-cerebro-dedos con la máquina y que derivan en consecuencias mentales y psicológicas, tanto a nivel de identidad humana como social. Además, la posición del cuello en una posición antinatural puede dar lugar a un pinzamiento de los músculos en el cuello y los hombros, que puede provocar mareos, vértigos y jaquecas.

Por otro lado, la navegación por las redes sociales ha hecho que estemos acostumbrados a leer tan solo fragmentos de texto para obtener información. Según palabras de Nietzsche: “Nuestros intrumentos de escritura participan en la formación de nuestros pensamientos“, reflejando la relación entre el lenguaje y el pensamiento. El límite de caracteres o las noticias breves limitan el lenguaje, coartan los pensamientos y reducen la capacidad de concentración.

La pantalla nos absorbe con su abanico de aplicaciones, métodos de comunicación y de información, promoviendo la inexistencia de tiempos muertos para reflexionar. Eliminando el aburrimiento de la ecuación, carecemos de tiempo para meditar sobre el presente y desarrollar pensamientos, creatividad e imaginación que se producen con la calma y el silencio. La Máquina se convierte en el centro de nuestras vidas, en lo primero y lo último que se hace en el día, en cada momento libre disponible.

Además, en el dominio de las redes sociales buscamos información que ha sido compartida previamente en repetidas ocasiones. Disponer de los mismos conocimientos hace que se homogenicen nuestras mentes, y que adquirir nuevas opiniones y tener un pensamiento autónomo sea notáblemente más complicado.

Por tanto, el reto marcado es ser capaces de utilizar la Máquina sin ser poseídos por ella. Para lograrlo se proponen dos vías:

La primera es la vía de la sencilla observación, que el propio autor aplicó para inspirarse: la observación de uno mismo y en lo que nos rodea. Apreciar que existe un problema con el uso de los smartphones no es nada fácil, ya que existe una gran aceptación social ante este comportamiento. Sin crítica, no hay cambio. Para reflejar precisamente esta aceptación, el libro recoge un ensayo de ciencia ficción donde se contrasta la adicción tecnológica con una adicción a los libros. Esto nos deja ver que en situaciones cotidianas, como interrumpir una conversación entre amigos, ir en transporte público, andar o cruzar la calle, entendemos perfectamente que se haga por el uso del teléfono, es algo normal. Pero si una persona lo hiciera con un libro, usaríamos calificativos como mal educado, antisocial, enajenado o incluso insensato, hasta que si esa persona es incapaz de separarse un solo intante del elemento, es un adicto, esclavo de un bien material.

La segunda vía es la del hartazgo y el hastío: darse cuenta de lo cansado que es estar todo el día con el móvil, de que no hay necesidad de ello, solo te estresa. Para llegar a ese estado se necesita más tiempo que para la simple observación, aunque una vez se empiezan a poner límites del uso de las tecnologías, o incluso desconectar completamente de ellas. Es como apagar un extractor de humos: tenías un ruido de fondo que te molestaba sin ser consciente de ello, pero cuando lo apagas  y llega el silencio, puedes disfrutar de la paz y el descanso que éste te da.

Para facilitar al lector el dejar la adicción tecnológica, el libro incluye siete propuestas para conseguir desconectar de la Máquina, en la línea de la filosofía del decrecimiento.

En un mundo con 7.000 millones de líneas móviles, donde se emplean 75 kg de materias primas para fabricar cada smartphone, donde el 75% de los niños de 3 años ya disponen de un teléfono móvil, sufrimos las consecuencias de la adicción inconsciente a la tecnología, que nos acerca a la gente que tenemos lejos, pero nos aleja de la gente que tenemos cerca.

Para que el sistema planteado funcione, cada persona ha de encotrar su propia motivación para iniciar el proceso y cada persona ha de decidir hasta dónde quiere llegar, pues el autor no pretende fomentar el ludismo, sino poner límites y buscar alternativas a la Máquina.

En definitiva, estar más conectado a los medios nos hace estar menos conectados con la vida. Una recomendable lectura que abre el camino para desconectar de las tecnologías y reconectar con uno mismo y con el mundo.

Anuncios

Un pensamiento en ““Sal de la máquina”. Los problemas de la adicción a la tecnología.

  1. Exahustivo resumen de los contenidos del libro, muchas gracias por el esfuerzo para sintetizarlo y difundirlo. Pasar las 24 horas del día tecleando mensajes de texto con el dedo pulgar y saturando nuestros ojos y oídos con contenidos multimedia de consumo masivo es un problema gravísimo que va mucho más allá de la mera adicción. Aquí lo que cuenta son las tremendas repercusiones que dicha adicción provoca sobre nuestra identidad y nuestra conciencia. Ojalá las reflexiones que aquí se muestran les sirvan a muchos de motivación para tomar medidas en la vida diaria que nos permitan recuperar espacios en los cuales respirar. ¡Salud mental!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s