Reportaje: La energía eólica, el nuevo abastecimiento energético

La energía eólica, el nuevo abastecimiento energético

El recurso energético que gana apoyos en España y en la comunidad Andaluza

Por: Jesús María Bazán Fernández

La energía eólica es una fuente de energía renovable que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad. El principal medio para obtenerla son los aerogeneradores, “molinos de viento”, que el propio Don Quijote de la Mancha se asustaría con su tamaño, cuya función es transformar con sus aspas la energía cinética del viento en energía mecánica y abastecer a nuestras ciudades en la oscuridad de la noche.

En la oscuridad de la noche, no siempre ha surgido la luz como todos la conocemos. Había épocas donde la luz brillaba por su ausencia, y ese gesto tan sencillo que todos en nuestras casas podemos hacer tocando solamente un interruptor, no siempre ha sido así. Esa energía eólica que hoy nos ofrecen empresas como Iberdrola, Acciona, Aldesa, etcétera, tiene un comienzo que llega hasta nuestros días, donde nosotros gracias a personalidades como Charles Brush y Poul la Cour, con ese gesto tan sencillo podemos cargar nuestro portátil o móvil, mantener fríos nuestros alimentos, ver la televisión, etcétera. Cosas que ahora nos parecen normales, pero que no hace tanto tiempo, ni pasaban por la cabeza de muchas personas que vivían con velas en esa negrura de la noche.

Como hemos dicho todo tiene un comienzo, y del origen de esta energía renovable han pasado muchísimos años, incluso antes de la época de Cristo ya que nos lleva hasta los egipcios. Existen dibujos de hace 5000 años de antigüedad, los cuales nos muestran el primer uso de esta energía, y fue como medio de locomoción. Esos dibujos nos mostraban naves con velas que eran utilizadas para cruzar el famoso gran río Nilo. Pero el uso de la energía del “viento” no solo fue de este tipo. En el siglo XVII a.C, durante la época Babilónica, utilizaban un sistema de riego basado en molinos de viento para el bombeo de agua. El uso de esta energía sobre todo fue para el transporte, aunque tuvo otras utilidades como la anteriormente mencionada. En el terreno de la locomoción destacó ya que hasta el siglo XIX, con el perfeccionamiento e introducción de las máquinas de vapor, la navegación dependía casi exclusivamente de este recurso energético. Ya en el siglo XX, con la invención de los motores de combustión interna, la navegación a vela quedó relegada solo a las actividades deportivas y a algunas actividades comerciales. En nuestro siglo, solo debido a los aumentos de los precios del petróleo de los años 1973 y 1979, se realizaron experiencias y construyeron barcos prototipos que utilizan la energía eólica como medio para ahorrar combustible.

Tras llevarnos por todo el mundo a través de este recurso renovable, antes de iluminar nuestras casas y calles, los alimentos pasaron por la historia de la energía eólica, con los molinos de viento, siendo estos prototipos de los actuales aerogeneradores. Las primeras máquinas eólicas de las que se tiene documentación datan del siglo VI d.C. y se utilizaban para moler granos y bombear agua en la región de Sijistán, entre Irán y Afganistán. Con posterioridad, también se desarrollarían en las Islas Griegas del Mediterráneo y en el siglo XI d.C. los molinos de viento eran extensivamente utilizados en el Medio Oriente. Hasta el siglo XIII y como consecuencia de las Cruzadas no fueron introducidos en Europa. Incluso durante la Edad Media se construyeron muchos molinos llegando al extremo de que los señores feudales se reservaban el derecho de autorizar su construcción, como modo de obligar a sus súbditos a moler los granos en los molinos de su propiedad. Donde destacó sobre todo y tuvo gran influencia en esta época en Europa, será en Holanda, los cuales tomaron el liderazgo en la mejora de los molinos y comenzaron a utilizarlos extensivamente para drenar las regiones pantanosas del delta del río Rin. A finales del siglo XV, se construyeron los primeros molinos de viento para la elaboración de aceites, papel y procesar la madera en aserraderos. A comienzos del siglo XVI, se empezaron a utilizar para el drenaje de “polders”. Y a mediados del siglo XIX, cerca de 9000 molinos operaban en Holanda con diferentes propósitos.Tras este avance en los Países Bajos, se trasladó a otros países como Dinamarca donde se empiezan a utilizar con fines industriales, pero a partir de este momento  otras regiones del mundo comenzaron a sustituir este recurso como abastecimiento, reemplazándolo por máquinas térmicas o motores eléctricos alimentados desde las redes, debido a su abaratamiento, haciendo que el uso de la energía eólica quedase relegado a satisfacer necesidades puntuales en medios rurales o comunidades aisladas sin ninguna participación en el mercado energético.

Pero tras el comienzo de esa mentalidad preocupada por el medio ambiente, ese agotamiento de recursos, y esas subidas de precios del petróleo volvió el interés por la energía eólica. Los logros alcanzados en el plano de la investigación y desarrollo y, más aún, en las tecnologías de producción de turbinas eólicas, han hecho que, en el presente, el recurso eólico haya dejado de ser una potencial alternativa de abastecimiento para convertirse en una realidad. Las turbinas eólicas son, hoy en día, una opción más en el mercado de la generación eléctrica. Por toda esta historia se ha hecho posible que este recurso renovable llene nuestras tierras de la Península Ibérica de parques eólicos.

Ventajas e Inconvenientes

Evidentemente, todo en esta vida tiene sus cosas buenas y malas, aunque hablemos de una energía sostenible y renovable que nos parece imposible encontrar desventajas, podemos descubrir inconvenientes, pero también muchísimas ventajas que hemos podido conocer.

Primeramente, las ventajas que encontramos y nos han facilitado, son de diversos tipos, tales como medio ambientales, sociales y económicas y energéticas.Estas ventajas en el terreno medio ambiental, tiene que ver con los niveles de emisiones de gases que son evitados, en comparación con los producidos en centrales térmicas, ya que estas emiten elementos contaminantes como dióxidos de azufre, partículas, al igual que dióxido de carbono que en el caso de los recursos eólicos es inexistente, con lo que contribuye a la estabilidad climática del planeta. Además de esto, que es muy importante debido que vivimos en un momento donde cuidar de nuestro planeta es vital, al ser un recurso renovable, no terminan con las  reservas de combustibles fósiles, aparte no genera ningún tipo de residuo que necesite un tratamiento posterior. La construcción de parques eólicos, esos que tanto han dado que hablar,  no requieren grandes movimientos de tierra, ya que las obras civiles que deben realizarse son mínimas y ocupando un terreno reducido que lo hace compatible con otras actividades como la agricultura, ganadería. Por último, las instalaciones son fácilmente reversibles, pudiéndose retirar sin dejar rastro. Tras este aspecto muy importante actualmente debido a la conciencia que se tiene y el estado que se encuentra nuestro planeta lleno de emisiones toxicas, pasamos al terreno de lo social y lo económico, donde este recurso se coloca como unas de las mayores energías en la creación de empleo, con datos del informe de la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA), el cual nos dice que la energía eólica ha creado 33 nuevos puestos de trabajo cada día durante los últimos cinco años. Pero esto no acaba aquí, además los terrenos más ventosos que son los utilizados para el establecimiento de parques eólicos, suelen tener escasa riqueza para otros usos, y en muchas ocasiones se encuentran desprovistos de vegetación. Para destacar, por último, el fomento de la energía eólica  produce un efecto sobre la industria de bienes de equipo que debe responder a los incrementos de la demanda inducidos sobre el propio sector y que se trasladarán de manera indirecta al resto de los sectores económicos, es decir, produce riqueza y crecimiento. Para acabar con este punto de las ventajas, mencionamos sus medidas positivas respecto a lo energético, diciendo por ejemplo, que el sistema eléctrico español está basado, principalmente, en grandes centrales térmicas, nucleares o hidroeléctricas situadas en lugares condicionados por las características propias de cada central. Estas se encuentran alejadas de las zonas de consumo produciendo pérdida de electricidad en el transporte, algo que no es producido en el caso de las energías eólicas las cuales se encuentran cerca de áreas de consumo evitando esa pérdida.

Tras ver los innumerables beneficios que este recurso nos proporciona, también debemos ver los elementos negativos que producen, que son difíciles de encontrar en comparación con otras energías las cuales son mucho más demoledoras en este asunto. En este terreno sobre todo, destaca el impacto medio ambiental que provoca, aunque ocasiona a la vez beneficios. Ese impacto son las alteraciones paisajísticas, las cuales oscurecen un poco ese beneficio, pero además alteraciones en la fauna y contaminación acústica, aunque este último no supone un gran problema actualmente.En cuanto a las alteraciones paisajísticas debemos decir, que se define como la pérdida de calidad de los paisajes a la hora de la instalación de los parques eólicos, es decir, esos paisajes tienen una idiosincrasia y un aspecto el cual se pierde debido a la instalación de estos. En cuanto a lo referido a la fauna, sobre todo relacionado a las aves, donde destacamos la alteración de lugares de nidificación, invernada de las aves, y el buen estado de sus vías migratorias, ya que puede provocar la colisión de estos animales contra los aerogeneradores. Por último, en cuanto a la emisión de ruidos, nos referimos aquel que puede provocar los aerogeneradores en funcionamiento. No obstante, esta afección actualmente ha dejado de ser preocupante, debido a la evolución de la tecnología eólica en este terreno. Por lo tanto la instalación de grandes aerogeneradores no supone ningún efecto negativo contra la contaminación acústica.

 España y Andalucía

Como hemos podido ver, todo tiene un comienzo, y en España fueron unas conferencias impartidas en 1951 por el insigne matemático inglés Milne- Thomson, en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas, las que trajeron por primera vez a España el interés por el aprovechamiento del viento con fines energéticos. Este interés se materializó cuatro años más tarde en la publicación del informe “La energía del viento en España y su aprovechamiento”, realizado por Barásoain y Fontán. A partir de aquí, este recurso renovable, llegó definitivamente en 1979, como recoge  el Manual de Energía Eólica, el Ministerio de Industria y Energía. A través del Centro de Estudios de la Energía,  se puso en marcha el primer programa de investigación y desarrollo sobre energía eólica como abastecimiento de energía eléctrica. Un año más tarde, este recurso tuvo un gran impulso a través de la Ley sobre Conservación de la Energía, dando lugar entre los años 1981 y 1986, al desarrollo e instalación de máquinas de pequeña y mediana potencia. Iniciando  entre 1986 y 1988  un programa de promoción institucional de pequeños parques eólicos repartidos por toda la geografía española. A partir de los años 90 hasta nuestra época, este sector tiene un espectacular crecimiento, destacando el desarrollo de aerogeneradores españoles en 1991. En este mismo año, destaca también la aprobación del Plan Estratégico Nacional con el objetivo de incrementar la producción de energías renovables. Destacando Andalucía en este reportaje, su primera incursión en él se trata de la instalación en esta comunidad de los primeros parques comerciales de España. Tras terminar con Andalucía, la cual volveremos más tarde, en España seguía ese crecimiento que hacía esta energía imparable y la cual se hacía más fuerte a través de leyes tanto a nivel nacional como a nivel europeo.El éxito que alcanza en nuestra época, es decir, desde 2000 hasta la actualidad es indudable, este país ha elaborado sus planes de desarrollo energético, incidiendo especialmente en este recurso, sus posibilidades, el incremento de su potencia y tratando de conseguir mayores niveles de producción energética. Estos planes han superado con creces los objetivos marcados, optando por una revisión de estos planes al alza, con el fin de conseguir más innovación y tecnología en este sector. Este avance de tecnología, despierta además, el interés en inversores, dando lugar también a un crecimiento económico. El progreso tecnológico en nuestro país también ha ayudado al avance que este recurso renovable nos proporciona. Este progreso en la tecnología aplicada para la captación de energía eólica, se ve a través de los parques eólicos, y sobre todo, en los aerogeneradores. Con la superación de sus inicios, donde estaban caracterizados por maquinas simples de escasa potencia y con poca fiabilidad, esto  pasó a máquinas que eran todo lo contrario, donde la potencia sobre todo destacaba, y la incorporación de elementos que no producían la emisión de ruidos, que podría convertirse en un impacto sobre la contaminación acústica. Alcanzando tal envergadura, que la fabricación de los distintos equipamientos sobre este sector, se exportan al exterior.

Tras este repaso, con una vista de este sector en toda España, podemos decir, a través de la fuente utilizada como es la Junta de Andalucía, podemos afirmar que este sector ha seguido una evolución muy positiva en los últimos años y siguen manteniendo un paso firme. Por un lado, hay que destacar que dentro del clima reinante de fomento de la utilización de las energías renovables, la energía eólica se presenta como principal protagonista y asume un peso cada vez  mayor en el cumplimiento de las expectativas que todo el sector debe desarrollar. En este sentido, dentro de las energías renovables, debido a los planes energéticos europeos, españoles y regionales, se ha impuesto sobre todo el sector eólico debido al potencial que España tiene, llegando a no solo mejorar el impacto medio ambiental, sino el crecimiento económico. Como andaluces que somos nos importa nuestra tierra, y sobre todo sus recursos. Tras mencionar a Andalucía, comunidad muy importante en este sector, tenemos que centrarnos en su situación, la cual ha sido envidiable con respecto a otras. Esto ocurre, primeramente, debido a la climatología existente en el sur de España, sumado a la gran extensión de costas y montañas, hacen de este lugar, de tanta historia, un sitio de gran aprovechamiento energético gracias a la instalación de parques eólicos en grandes superficies de terreno. Actualmente esta comunidad produce un 3,8 por ciento de la energía eólica generada en toda España, comparado con números de épocas anteriores donde Andalucía constituía el 73 por ciento del sector. Las causas que han generado esta situación tiene que ver con la concesión de autorizaciones administrativas de parques eólicos, es decir, sobre este aspecto cada comunidad tiene su competencia, pero las comunidades que tengan mayor agilidad en la implantación, tendrán más potencia energética y alcanzaran sus objetivos regionales, al contrario, de las que hagan este proceso lento, característica que tiene actualmente el sur, debido a la base de una extrema cautela frente a temas como los intereses de desarrollo económico y social, la conservación de los medios naturales, etcétera. La defensa de todos estos intereses por conseguir esa implantación con agilidad, es más difícil en una comunidad de gran extensión de terreno y por tanto de población, aunque según nuestra fuente la Junta de Andalucía, no son imposibles de conseguir, ya que otras comunidades con tamaño similar, aunque con menos población, sí han conseguido un acuerdo entre todas las fuerzas sociales interesadas en alcanzar un desarrollo eólico.

Otro problema que presenta Andalucía es la insuficiencia de las redes eléctricas y de centros de trasformación, diseñados para la evacuación de energía eléctrica producida en parques eólicos de las comarcas de mayor recurso, produciendo que no se cumplan los objetivos estimados por las delegaciones andaluzas que controlan el sector eólico.

Por ultimo hay que destacar las dificultades que se crean a través de ese impacto medio ambiental que producen. Este tema, como hemos visto anteriormente, en las desventajas de este sector, se está trabajando en ello, y en ese impacto. Sobre todo en este asunto tienen importancia  la creación de esta opinión en colectivos e individuos, debido a la falta de información existente y al desconocimiento del funcionamiento de los parques eólicos, siendo estos una manera de contribuir al medio ambiente. Aunque tengamos este panorama actual,  nos encontramos en un momento donde debido a las distintas instituciones pertinentes, el sector se está reactivando.

Además de acabar y mejorar todos los problemas existentes en nuestra comunidad, se ha establecido unas políticas concretas desde la Junta de Andalucía, que a través de sus informaciones sabemos que se quiere motivar el uso de esta energía, para llegar, no solo a abastecer a la propia Andalucía, sino además exportar ese excedente para  favorecer el crecimiento económico. Este objetivo se busca debido al papel que juega la región andaluza en España, ya que se convierte en una de las protagonistas para la consecución de los objetivos nacionales.

Uno de los problemas existentes en Andalucía, es la evacuación, del cual hemos hablado anteriormente. En cuanto a este problema, se han establecido soluciones por ejemplo en Tarifa, a través de una nueva línea de 400kW de potencia que utilizará los apoyos de la línea Pinar del Rey.

En la comarca de la Janda existe un proyecto en ejecución de una línea conectada a la línea Pinar del Rey – Cartuja, aunque esta línea es insuficiente para la evacuación del conjunto de la potencia prevista en la zona. Una alternativa a esta línea, sería la evacuación en la subestación prevista en Arcos de la Frontera.

Estos ejemplos al igual que la de otras partes de Andalucía como, Antequera, Guadalteba, Lucena, Osuna, Guadix, etcétera,  buscaran conseguir los objetivos que una región como Andalucía tiene que cumplir.

El futuro está por venir

Para terminar este reportaje, queremos dar a nuestros lectores una visión del futuro de este sector, que tan presente y tanto éxito tiene en nuestro país.

Según nuestra fuente, Lola licenciada en Ingeniera de la Energía, y la información que nos ha facilitado con ayuda de su blog. Nos cuenta lo siguiente:

“La tendencia del sector eólico revela un crecimiento notable en los próximos años: la capacidad de instalación de palas de rotor cada vez más grandes que multiplican la potencia instalada, la posibilidad de instalación en nuevas superficies con el desarrollo de la tecnología eólica off-shore junto con la necesidad de obtención de energía de una forma eficiente y sostenible son factores claves que influyen en la perspectiva de crecimiento de la energía eólica a medio y largo plazo”.

“En concreto se ha publicado recientemente un estudio-encuesta del Laboratorio Berkeley  en el que se afirma que los costes de la instalación de potencia eólica van a caer entre un 24 y un 30% en los próximos quince años y hasta un 41% en el Horizonte 2050. A su vez, se espera que la eólica terrestre continuará siendo más barata que la marina, y que, dentro de la marina, seguirá siendo más barata la fijada al lecho que la eólica sobre plataforma flotante”.

“Como conclusión a qué evolución se espera de la energía eólica destacar que el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC) estima que entre 15 y 17,5 por ciento de la demanda de energía mundial podría ser cubierta por la energía eólica antes de 2030”.

“Tras ver una visión general de la energía eólica, su historia, ventajas e inconvenientes,  el sector en España y Andalucía y el futuro de ella, que pensará Don Quijote si viera que aquellos molinos de viento tan famosos, darían de que hablar después de tanto tiempo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s