¿Qué es el decrecimiento energético?

IMG_20160217_235408Ayer tuvo lugar la ponencia de Luis González sobre ‘Energía y Decrecimiento’ dentro de las III Jornadas sobre Decrecimiento organizadas por DecreceMadrid. En esta charla se evidenció la necesidad del decrecimiento como modelo de desarrollo que garantice el futuro de la sociedad tal y como la conocemos. 

¿Qué es el decrecimiento? 

El decrecimiento sostiene que el modelo de crecimiento actual y consumo no es sostenible en un futuro a corto plazo debido al crecimiento constante de la población, al consumo y agotamiento de los recursos.

Tanto en el ámbito energético como en el social, esto implica una afirmación simple:

ES NECESARIO CONSUMIR MENOS

En concreto, los datos energéticos son reveladores de una situación crítica. El petróleo, gas y carbón suponen el 80% del consumo energético mundial, donde el petróleo representa el 35% de las necesidades energéticas y cuyo pico máximo está estimado en alcanzarse en 25 años. De hecho, la IEA (International Energy Agency) corrige cada año las previsiones de recursos fósiles disponibles, alejándose del positivismo de las primeras aproximaciones. En el mundo las energías renovables tan sólo representan el 0,5%, al mismo tiempo que la industria apuesta por los hidrocarburos no convencionales (Shale oil, Shale gas, Kerogeno, arenas bituminosas, crudo ligero…). Sin embargo las consideraciones ambientales y la baja concentración de estos recursos (muy dispersos y en pocas cantidades) hacen dudar de que realmente representen la solución al problema energético. A esto se le suma la situación actual de guerra de precios del petróleo. El auge del mercado del fracking es una de las causas de los excesos de producción de crudo y la consecuente bajada de precios.

La solución energética debe tener en cuenta la Tasa de Retorno Energético (TRE) que se define como la energía obtenida entre la energía consumida para obtener ese recurso energético. En relación a las energías renovables, aparte de ser dependientes de los combustibles fósiles para la obtención de las infraestructuras y su instalación, los materiales necesarios para su desarrollo tienen bajas tasas de reciclaje y están destinados al agotamiento.

Ante esta realidad la solución planteada por el modelo decrecentista se basa en frenar el consumo exacerbado promoviendo un modelo social alternativo y solidario que promueva alternativas energéticas. 

Son tres las claves para seguir este modelo:

1. ‘Es esencial consumir menos’

¿Es realmente necesario jugar al golf en Murcia? ¿Es necesario irse de rebajas a Londres? ¿Es necesario esquiar en Móstoles?

2. ‘Es importante consumir mejor’

Un consumo lógico y eficiente son las bases de un comportamiento responsable. ¿Realmente necesitamos el nuevo iPhone o es la sociedad la que nos hace pensar que lo necesitamos?

3. ‘Es necesario impulsar las Energías Renovables’

En España existen actualmente 7 cooperativas distribuidoras de energías limpias y renovables. Algunas de estas son también auto-productoras, y si no satisfacen la demanda la energía comprada en el mercado es siempre de origen renovable.El precio lo fija el mercado por lo que sólo queda la diferencia que supone contribuir a un modelo energético más sostenible. Las evidencias del cambio climático son innegables, la concentración de CO2 es cada vez más creciente. Puede comprobarse directamente consultando los niveles de CO2 medidos en el Manua Loa Observatory en Hawai.

¿Cuándo si no ahora?

¿Dónde si no aquí?

¿Quién si no yo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s